Menu

Caserío de CALLANCA

Callanca

Caserío o  centro poblado turístico de Monsefú:

Callanca está situada a 8 kilómetros de Chiclayo, por la carretera panamericana que va en dirección sur de la ciudad de Chiclayo. Según data la historia fue aquí donde se formó el antiguo poblado de Monsefú, el mismo que después se trasladó a su actual ubicación más cerca al mar. Callanca es un lugar muy conocido por la variedad de platos típicos de lambayeque y centros de recreación que ofrece, los cuales hace atractiva la visita para los turistas y lugareños que buscan relajarse y pasarla en familia.


Callanca, parece haber destronado a Monsefú en cuanto a las exquisiteces de bebidas y comidas típicas que ofrece en un sin número de restaurantes, en esa carretera zigzagueante, que con diversos nombres llamativos invitan a los visitantes a disfrutar ricos potajes y gozar del aire refrescante y del río Reque que rodea al caserío en toda su extensión.

Sin embargo la carretera no llega a todo el centro poblado, esta llega solamente hasta el denominado “Alican”, el cual tiene como atractivo  un pequeño cerro , y es de fácil acceso para los visitantes, pues en su cima tiene una capillita donde está la imagen de “San Bartolo”, uno de los patrones de este centro poblado . Pero además desde la cima de este lugar se puede observar toda su dimensión del cerro, el hermoso verdor de las Chacras sembradas de pan llevar y el recorrido del río Reque, el cual muchas veces debido a las lluvias les ocasiona problemas a los pobladores por sus cultivos en épocas de verano.

Pero Callanca desde sus inicios siempre ha sido despensa de Chiclayo y sus alrededores, pero en estos últimos años, la agricultura se ha convertido en su principal actividad, así como otros rubros de ingresos económicos, que le están permitiendo poco a poco un evidente resurgimiento. Primero con las carreteras y luego con el fluido eléctrico en todo el centro poblado y luego las carreteras asfaltadas, como el internet.

Todo esto ha permitido que empezara el “Boom de Callanca turístico”, ya que con esto se iniciaron las construcciones de restaurantes turísticos a las cercanías de la carretera que los conecta con la ciudad de Chiclayo. Estos centro de recreación no solo ofrecen degustar de los  platos típicos de Chiclayo, sino que hay espacio para que los niños jueguen, o si prefiere hacer algún deporte,  para bailar o si desea observar hermosos pavos reales expandiendo en toda su longitud sus plumas multicolores al momento que cortejan a su pareja, todo esto en un ambiente de frescor por la cercanía del rio, algo que sin duda le encantara. O también si desea buscar nuevas aventuras, otros lugares a los que podría visitar son las Pozas del Paraíso de Barba Blanca a San Jerónimo de Punán, así como Las Ruinas de Pueblo Viejo.

Este lugar que se encuentra a 20 minutos de la Ciudad de Chiclayo, ha sabido destacar no solo por sus restaurantes campestres de exquisita comida y variedad de chichas. Sino por las mujeres que viven aquí, pues sus coloridos trajes típicos que utilizan siempre sorprenden a sus visitantes, además que ofrece una variedad de chicha que los visitantes deben degustar,  tal como la “Chicha de Pata de Toro”, la Chicha de uva; y por supuesto no podemos dejar de mencionar sus exquisitos platos típicos como son: arroz con pato, el delicioso pepián de pava, el pato guisado, la tortilla de raya, la carne seca, el cuy con papas, y sin duda que no se puede ir de este lugar si no ha comido la Causa a la Callancana.

Este centro poblado, se ha hecho muy conocido e incluso llamado el “Lunahuaná del norte”, comparado con Lunahuaná, un lindo paraje partiendo de Cañete (Ica) hacia el este, por el recorrido con restaurants a la vera del camino y del rio, con la diferencia que allá son pequeñas fábricas de vino y los potajes son a base de camarones. Mientras que aquí tiene como principal característica y demanda los platillos elaborados a base de carne de pato, por lo cual resulta necesario una adecuada crianza de esta ave, que le sirve de insumo para la preparación de potajes como graneado de pato, alverjado de pato, pato mechado, pato guisado, arroz con pato y pato estofado. Igualmente, el ceviche de pato, poda de pato, tallarín con pato, entre otros que son la delicia de visitantes que acuden hasta los negocios gastronómicos de esta zona.

Es por ello que desde el año 2009 se realizo el primer Festival Gastronómico del Pato, y que se realiza cada año, en este festival se exhiben más de 15 platillos elaborados a base de esta ave. Dando así una iniciativa para el desarrollo y complemento del proyecto “Comercialización competitiva de la carne de pato en el corredor turístico y gastronómico de Callanca”, el cual se ha venido realizando con bastante éxito y muestra de esta manera las bondades culinarias de las productoras de Callanca.

Actualmente Callanca en estos últimos años,  ha tenido un constante avance, ya que se ha convertido en un competidor de Monsefú, como centro turístico, por el fácil acceso, el ambiente campestre y la sazón de sus comidas, mientras que a Monsefú ahora acuden mas por los tejidos de paja e hilo y por los excelentes restaurants de pescado de bien ganada fama nacional. Es por ello que si busca un lugar donde comer, disfrutar del campo y distraerse con el aire refrescante del rio, no deben perder la oportunidad de visitar este hermoso y placentero paraje monsefuano.

One Comment
  1. Juan Alberto Llaguento Zuloeta

Comentar sobre el Tema

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *